Willie Mays fue una inspiración para Abdul-Jabbar

Kareem Abdul-Jabbar y Willie Mays destacan como dos de los deportistas más emblemáticos en sus respectivas disciplinas. La figura del inolvidable «Say Hey Kid» sirvió de inspiración crucial para que Abdul-Jabbar alcanzara la cúspide en la NBA, convirtiéndose en una leyenda del baloncesto con seis campeonatos y múltiples reconocimientos como el Jugador Más Valioso.

El martes, a la edad de 93 años y tras enfrentar una enfermedad breve, falleció Mays, informaron los Gigantes de San Francisco en representación de su familia.

Subsiguiente al deceso de Mays, Abdul-Jabbar utilizó la plataforma X (anteriormente conocida como Twitter) para honrar a la leyenda del beisbol y que fue su ídolo de juventud.

«De niño, mi primer amor fue el béisbol y Willie Mays fue la razón. Sus atrapadas y jugadas me hacían creer que todo era posible, como caminar sobre el agua si me esforzaba lo suficiente. A pesar de ser aficionado de los Dodgers, mi admiración por él era profunda, dado que jugaba para los Gigantes, el equipo rival. Para mí, Willie era un espectáculo en sí mismo», compartió Abdul-Jabbar en X. «Más tarde, en el baloncesto, sus asombrosas jugadas me motivaban a superarme. No solo anhelaba ser excelente, quería ser como el increíble Willie-Mays».

«…En esta etapa de mi vida, prefiero celebrar la vida de los amigos y héroes que he perdido, en lugar de lamentar su partida. Como uno de los primeros jugadores de béisbol profesional afroamericanos, Willie Mays enfrentó innumerables adversidades.

Su legado me permitió perseguir mi carrera deportiva y llevar una vida mejor. Todo atleta afroamericano le debe una deuda de gratitud. El camino fue más fácil para nosotros gracias a las numerosas memorias felices y admirables que nos dejó. Es imposible no sonreír y sentir gratitud».

Reconocido también por su icónica atrapada de canasta en la Serie Mundial de 1954 con los entonces Gigantes de Nueva York, Mays es recordado como uno de los atletas más completos del beisbol, destacándose por su habilidad para dominar todas las facetas del juego.

Ingresó al Salón de la Fama en 1979 y cerró su carrera con impresionantes estadísticas: dos veces Jugador Más Valioso de la Liga Nacional, 3,828 hits y 660 jonrones.

Por: John Leuzzi
USA TODAY

creditos de las imagenes de este post: Elnacional.com.do

¡Comenta!
Entrada Anterior

George Richardson presentado por PRM para la Presidencia del CODIA

Siguiente Entrada

Contenedores SDE: Una Solución para la Basura y un Atractivo Urbano

Ultimas noticias de Deportes

París en español

Según expertos dominicanos, Marileidy Paulino y Yudelina Mejía tienen grandes oportunidades de alcanzar el podio en