¡1 Noticia interesante! La relación de Laura de 27 y Richard de 60

Cuando se trata de amor, todo se vale. Y este ha sido el caso de una chica de 27 años y un hombre de 60 años, que decidieron romper con las convenciones y desarrollar una relación que genera controversias por la considerable diferencia de edad.

En el ámbito moderno, la diversidad del amor es algo muy abalado, por lo que esta pareja nos enseña la manera en que las emociones terminan siendo más importantes que las limitaciones tradicionales.relación

Richard, de 60 años, y Laura, de 27 años, han recibido muchas críticas debido a su diferencia de edad. Pero, ambos decidieron defender su relación, considerando que está erguida en base a la conexión emocional y el respeto mutuo.

Laura, es una chica independiente, repleta de metas y sueños, nos transmite un mensaje puro, claro y realista: la edad no debe determinar a quiénes amamos o de qué forma experimentamos el amor.

Han habido muchas miradas desaprobatorias. La pareja ha dejado en claro que su relación está basada en objetivos similares, valores compartidos y el desarrollo de una conexión emocional que sea precisa.

Los estereotipos arraigados son completamente desafiados por la historia planteada por estos personajes, y nos dejan saber aspectos claves sobre la aceptación de la diversidad en el amor dentro de la sociedad, que tiende, en muchas ocasiones, a juzgar sin conocer.

¿Cuáles son las ventajas de enamorarse durante la tercera edad? 

Cuando una persona se enamora durante la tercera edad recibe un caudal de beneficios. Los adultos mayores ven incrementada la calidad de sueño, la autoestima y la salud general. Además de esto, tienden menos a desarrollar enfermedad de alzheimer o demencia, que aquellas que no se han enamorado.

La sensación de bienestar crece considerablemente. Y podemos evidenciarlo en los casos donde hemos escuchado la frase: “el amor es la emoción más fuerte que existe“. Esto es algo que no solo es un dicho, es algo muy afianzado a la realidad. El amor nos hace más contentos y permite que nuestro bienestar se vea incrementado de distintas formas.

Este sentimiento se encuentra corelacionado con altos niveles de norepinefrina y dopamina en el organismo. Son químicos que son responsables de la euforia y los sentimientos de felicidad. En el momento que nos enamoramos, los niveles de serotonina se incrementan, lo que permite que los químicos de nuestro cerebro se terminen equilibrando, para que no sintamos estrés y angustias.

Incrementará el sentido de conexión y pertenencia

Cualquier persona podrá desarrollar un sentido de conexión y pertenencia al enamorarse, y se incrementará a la tercera edad. Es posible, de hecho, enamorarse de alguien que no sea nuestra pareja o cónyuge.

El sentimiento de enamoramiento se puede presentar a cualquier edad, y no precisamente se limita a nuestro amor platónico o en quien siempre soñamos. En el periodo de la vejez las personas tienden a presentar aislamiento y soledad. Cuando alguien se enamora adquiere sentido de conexión y pertenencia, que, en otro caso, dicha persona sentiría que carece de él.

Existen muchos motivos por los que una persona, durante la tercera edad, puede enamorarse. La primera se debe a que no hayan tenido la oportunidad de encontrar su amor cuando eran más jóvenes, bien sea por compromisos familiares, como por su carrera.

En el momento que envejecemos, decidimos buscar a personas que nos terminen cuidando cuando seamos mayores, por lo que, muchas personas deciden por aquellos que son menores en edad, especialmente los hombres.

La estimulación emocional y mental será mayor

El amor opera significativamente en estos ámbitos. Cuando nos enamoramos, se incrementan los niveles de oxitocina, dopamina y serotonina en el cuerpo. Esto nos aportará sentido de propósito, que nos hará sentirnos menos solos, y saber sobrellevar el estrés de mejor manera.

Cuando una persona de tercera edad se enamora, se siente más viva que nunca, lo que los ayudará a poder vivir mejor solos (en caso de que aplique). A pesar de el mundo ha cambiado en los últimos años, no así nuestra necesidad de amor y afecto, por mucho que queramos manifestar lo contrario.

Por ese motivo, hay personas que se permiten enamorarse durante la tercera edad, y tienden sentirse más satisfechos con sus vidas, que aquellos que jamás se enamoran.

¡Comenta!
Entrada Anterior

¡1 publicación de los primeros pasos de la hija de Yailin y Anuel!

Siguiente Entrada

Pasaporte de República Dominicana brinda mayor movilidad global

Ultimas noticias de Farandula