Familiares del estudiante dominicano desaparecido en El Bronx solicitan la asistencia de la policía y la comunidad para localizarlo

 

Nueva York. Los angustiados padres de Emil García Rosario, un joven dominicano de años, quien se encuentra desaparecido desde hace días en El Bronx tras un accidente vehicular en su camino a una cena de graduación, buscan desesperadamente el apoyo de la comunidad y autoridades para dar con su paradero.

Madeline Hernández, su madre, comparte que Emil manejaba el coche de su padre, como solía hacer, cuando colisionó levemente contra otro. Tras intercambiar datos con unos jóvenes, desapareció sin dejar rastro, a pesar de no presentar heridas graves.

Con esperanza, ella desea que su hijo pueda oírla, recordándole que su familia lo espera en casa, en “el único sillón que le pertenece”.

Francisco García, su padre, menciona lo dificultosos que han sido estos días sin él.

“Continuamos orando y manteniendo la fe en su retorno”, dijo el padre afligido durante una entrevista con Rolman Vergara de Noticias de Univisión, donde expresaron su profundo dolor.

Detallaron que Emil salió el pasado domingo en busca de estacionamiento y comida en el vecindario.

Sus padres lo describen como un hijo ejemplar y confiaban en su regreso temprano esa noche.

El desconcierto comenzó cuando el padre no encontró las llaves del auto para ir al trabajo.

Amigos del joven informaron que después de asistir a una fiesta y sufrir el accidente cerca del Cross Bronx Expressway, Emil se dirigió a la avenida Jerome para intercambiar detalles.

En un video recibido por la madre, se ve a Emil dialogando con otros hombres en la avenida.

“Tras intercambiar información y comprobar que estaba bien, él decidió irse solo en su coche, a pesar de la oferta de ayuda”, explicó la madre.

La última imagen de Emil fue captada en El Bronx a las de la mañana, según el rastreo de su celular.

Un mensaje cariñoso enviado a su novia a las de la mañana, demostraba su afecto por ella.

El padre enfatiza que lo material se puede recuperar, lo importante es tenerlo de vuelta: “Lo estamos esperando con todo el amor del mundo”.

En un esfuerzo por localizarlo, su familia distribuye volantes describiéndolo y mencionando su última ubicación conocida.

Es descrito como un joven de altura con libras, último visto la madrugada del domingo de junio, conduciendo un Honda Fit gris del año con placa de Nueva York .

Vive en la avenida Sedgwick en El Bronx con sus padres. La policía, a través de Crime Stoppers, busca la ayuda del público para encontrarlo.

Sus padres ruegan a quienes tengan información sobre su paradero que llamen a los números proporcionados.

La policía también mantiene activa la línea para pistas.

 

creditos de las imagenes de este post: Elpregonerord.com

¡Comenta!
Entrada Anterior

Dominicano favorito en las primarias demócratas para la Asamblea Estatal del Distrito 77 del Bronx

Siguiente Entrada

El Sistema 911 y la Embajada de Estados Unidos fortalecen el programa de capacitación tecnológica

Ultimas noticias de Diáspora