El Observatorio DRD sostiene que las derrotas de los candidatos respaldados por Espaillat indican un declive en el liderazgo del congresista en el distrito 13

 

Nueva York. El Observatorio Diáspora RD declaró que las derrotas de dos aspirantes respaldados por el congresista Adriano Espaillat para cargos en el senado y la Asamblea Estatal de Nueva York, indican una disminución en el liderazgo e influencia de Espaillat en el distrito 13, que representa en la Cámara de Representantes de EE.UU.

De acuerdo con el observatorio, Espaillat, quien anteriormente gozó de un liderazgo firme, incluyendo el apoyo de afroamericanos en Harlem y puertorriqueños en El Bronx, ha visto una caída significativa en apoyo electoral personal y en los resultados de sus respaldados, incluido Ángel Vásquez en 2022. Espaillat respaldó con recursos y personal a Vásquez contra Robert Jackson, quien ganó el escaño con un notable porcentaje de votos en un distrito que cubre partes de Manhattan y El Bronx.

Tras esa derrota, Espaillat sufrió otro revés al apoyar a Leonardo Coello, aspirante dominicano a la Asamblea Estatal en el distrito 77 en El Bronx, siendo derrotado por el abogado y activista conocido Landon Dais, quien rezida en el área de High Bridge de dicha jurisdicción.

Dais había ganado previamente una elección especial frente a un rival republicano, Norman McGill, luego de que su predecesora, Latoya Joyner, dejase su cargo. Según informes, la elección de Vásquez y Coello por parte de Espaillat, sin una adecuada consideración del sentir electoral, fue un error estratégico.

El observatorio explicó que Espaillat trató de superar los obstáculos con lo que le queda de su menguante liderazgo, sin apoyo relevante, incluso abandonado por oficiales que él ayudó a elegir como George Álvarez, Pierina Sánchez, y Oswald Feliz, quienes se aliaron con la predominante estructura demócrata en El Bronx.

Los analistas en Nueva York sugieren que los fallos de Espaillat con Vásquez y Coello se deben a estrategias equivocadas, algunas de las cuales terminaron teniendo efectos contraproducentes.

El distanciamiento de líderes puertorriqueños influentes en El Bronx fue un claro error de cálculo de Espaillat, acarreando consecuencias electoralmente adversas, como una suerte de represalia después de que apoyó a un rival del notable José Rivera.

Landon Dais es respetado por su contribución a pequeñas empresas y ONGs en Nueva York, impulso la legalización de la marihuana, y participó en iniciativas de reforma a la justicia penal, siendo reconocido por su labor pro-bono y galardonado con el Premio Roy Wilkins de la NAACP.

Como paliativo a estos tropiezos, Espaillat logró que Ángel Vásquez se nombrase Subsecretario de Asuntos Intergubernamentales bajo la gobernadora Kathy Hochul.

La carencia de un equipo de comunicaciones dedicado a promover a sus candidatos ha sido otro punto débil criticado por el observatorio, lo cual ha afectado negativamente la visibilidad de sus campañas.

Se aconseja a Espaillat reevaluar y ajustar sus estrategias para rectificar errores y liderar futuras campañas con un equipo que realmente conecte con los electores y las comunidades.

creditos de las imagenes de este post: Elpregonerord.com

¡Comenta!
Entrada Anterior

Los Lakers seleccionan al hijo de LeBron James con el puesto número 55 en el draft de la NBA

Siguiente Entrada

Asamblea Estatal de Nueva York reconoce a Kalil Michael

Ultimas noticias de Diáspora