Dominicanos que realizaron el tránsito por México recientemente no podrán obtener regularización

Santo Domingo. – Nahaman Almonte, un abogado, ha hecho un llamado a los dominicanos que consideran cruzar la frontera desde México hacia Estados Unidos, para que desistan de hacerlo. El profesional explicó que bajo la nueva orden ejecutiva del presidente Joe Biden, dichos individuos no podrán ser elegibles para legalizar su situación migratoria.

Según Almonte, debido a que República Dominicana no está incluida en la lista de países cuyos ciudadanos pueden solicitar asilo, aquellos dominicanos que piensen realizar el viaje a través de México podrían enfrentarse a un proceso de deportación inmediato.

“La reciente medida implementada por el presidente Joe Biden hace que los dominicanos que hayan viajado a través de México recientemente no puedan calificar para obtener residencia legal”, manifestó el abogado especializado en inmigración.

Además, Almonte enfatizó que cada quien es responsable de las violaciones a las leyes migratorias que cometa, y destacó que ciertos errores pueden tener consecuencias permanentes. “Cualquier dominicano que intente el viaje a través de México, creyendo que el nuevo programa de Biden le proporcionará un estatus legal, está cometiendo un grave error”, declaró.

Destacó la política de Biden, mencionando que bajo las nuevas directrices migratorias, los inmigrantes que hayan residido en los Estados Unidos por al menos 10 años y tengan un historial de buena conducta, podrían ser elegibles para un permiso de trabajo de tres años. Posteriormente, podrían obtener la residencia permanente y eventualmente la ciudadanía.

“Tener buena conducta implica no haber sido acusado ni condenado por ningún delito durante su estancia en los EE.UU.”, aseguró el distinguido abogado, quien también explicó que los principales beneficiarios de estas medidas serían los cónyuges de ciudadanos estadounidenses después de haber vivido de manera continua en los EE.UU. por 10 años.

Adicionalmente, mencionó que se podría considerar la situación de aquellos cuyo cónyuge e hijos ciudadanos estadounidenses sufrirían en caso de que procesaran su deportación, siempre y cuando el individuo haya mantenido una buena conducta durante sus 10 años de residencia en los EE.UU.

A quienes cumplan con los requisitos, se les otorgará un permiso de trabajo de tres años mientras se investiga su caso. Durante este tiempo, se determinará si realmente son elegibles para la residencia permanente, permitiéndoles recibir la tarjeta de residencia aunque hayan entrado como indocumentados, sin necesidad de salir de los EE.UU. o solicitar algún tipo de perdón.

“Si se demuestra que el matrimonio y los requisitos mencionados son auténticos, podrán obtener la residencia. Por lo tanto, se confirma que los dominicanos que hayan cruzado la frontera recientemente se encontrarán en la misma situación de incertidumbre migratoria”.

creditos de las imagenes de este post: Elpregonerord.com

¡Comenta!
Entrada Anterior

Naciones Unidas y 25 entes públicos y privados promueven colaboración para un futuro sostenible

Siguiente Entrada

Chino Pacas nominado en los Premios Juventud 2024

Ultimas noticias de Diáspora