Continúa el duelo comunitario por el asesinato de un mexicano empleado de pizzería, ultimado por un menor de 16 años en el Alto Manhattan

 

Nueva York. La comunidad continúa de luto por Alejandro Ramírez (Alex), un trabajador mexicano asesinado recientemente en el barrio Inwood del Alto Manhattan por un adolescente enmascarado de 16 años que también le quitó la vida a Michael James y hirió a otro hombre aún no identificado.

Los dos hombres víctimas de disparos vivían en El Bronx.

Con los preparativos del funeral de Alex en marcha, quien era muy querido en el barrio y mistakenmente considerado dominicano por algunos, numerosos locales han estado rindiendo homenaje en un altar improvisado frente a la pizzería donde trabajó durante 15 años, dejando atrás varios hijos.

Ante la errónea identificación de su nacionalidad como dominicana por algunos medios, ha habido correcciones aclarando que era mexicano.

“Debido a su cercanía con la comunidad dominicana en Inwood, mucha gente pensaba que Alex era uno de nosotros, pero no, era originario de México y se llevaba muy bien con todos, fueran clientes del negocio o no”, explicó un comunicador residente en Inwood y cercano a la víctima.

“Observa ese altar, es una prueba del enorme cariño y respeto que todos teníamos por Alex, a pesar de ser un mexicano que vivía aquí, en Inwood. Seguimos lamentando profundamente su trágica muerte, que no merecía”, expresó un activista dominicano de la zona cercana a la calle Dickman.

Un homenaje con una foto de gran tamaño, flores, velas y mensajes escritos sigue presente frente a la pizzería, atrayendo a muchos transeúntes que se detienen para recordarlo y comentar sobre los crímenes.

“Por suerte, atraparon rápidamente a ese despreciable criminal, que a pesar de ser menor de edad, ya tenía un historial de crimen como un adulto”, mencionó otro dominicano local.

El menor implicado en los asesinatos de Ramírez y James fue capturado el miércoles anterior sin resistencia y rápidamente acusado en la Corte Criminal de Manhattan por dos cargos de asesinato, intento de asesinato y posesión criminal de un arma.

A la fecha, ningún familiar o conocido del adolescente ha hecho declaraciones públicas sobre los cargos.

El atacante llevaba una máscara negra de esquí y fue captado en video agazapado y armado detrás de una furgoneta blanca, desde donde comenzó a disparar.

Horas antes de los asesinatos, Ramírez había celebrado el Día del Padre con sus colegas en frente de un pastel.

Era padre de un joven de 24 años y llevaba 15 años trabajando en Inwood, aunque la policía informó que vivía en El Bronx junto a James.

Trabajaba en la emblemática “Johnny’s Pizza Palace” de Inwood, ubicada en la calle Dickman a cuatro cuadras de donde fue asesinado, y era muy estimado por el propietario del negocio, de origen griego, y por todos sus compañeros de trabajo, quienes destacaban su constante sonrisa.

La policía informó el miércoles que el adolescente fue arrestado la noche del martes y acusado de asesinato y posesión ilegal de un arma.

El tiroteo tuvo lugar cerca de los escalones de la estación de tren de la línea 1 en la calle 207 en Inwood poco antes de la medianoche.

A pesar de que muchos creen que ninguno de los tres hombres era el blanco intencionado del atacante, el video muestra al adolescente disparándoles directamente.

Ramírez fue alcanzado por un disparo en el pecho y James en la cara, mientras que la tercera víctima recibió un disparo en una pierna.

creditos de las imagenes de este post: Elpregonerord.com

¡Comenta!
Entrada Anterior

Víctor Gómez Casanova sostiene que Abel Martínez es el principal responsable de la derrota del PLD

Siguiente Entrada

Los Atlanta Hawks seleccionan al francés Zaccharie Risacher como la primera elección del draft de la NBA

Ultimas noticias de Diáspora