Un juez condena a un dominicano a 210 años de prisión por el asesinato de un criollo en un restaurante de Providence

 

Nueva York._ La jueza Kristen E. Rodgers de la Corte Superior de Providence, Rhode Island, dictó una sentencia de años en prisión al dominicano Juan Rivera por el crimen de su compatriota Jorge García, quien fue asesinado mientras desayunaba en el restaurante “Roque´s Café” en la calle Broad el de septiembre de .

La sentencia impuesta equivale a dos cadenas perpetuas consecutivas sin la opción a la libertad condicional.

García, de años de edad, fue fatalmente herido por Rivera, de años, en presencia de un amigo con quien desayunaba en el local.

El comercio, propiedad de un empresario dominicano, fue cerrado temporalmente a raíz del suceso.

La jueza Rodgers calificó al acusado como un criminal reincidente, imponiéndole una pena adicional de años consecutivos, siendo los primeros cinco inelegibles para la libertad condicional.

Al culminar un juicio de días, el jurado encontró a Rivera culpable de cargos que incluyen asesinato, conspiración para asesinar, disparo de arma de fuego en comisión de un delito violento con resultado de muerte, porte ilegal de pistol, posesión de un arma de fuego por individuo prohibido y asalto con arma mortal.

“La frecuencia de la violencia armada puede hacernos insensibles ante el dolor y el trauma causados por las armas,” expresó el fiscal general Peter Neronha. “No obstante, debemos continuar firmes en prevenir futuras tragedias, proteger a nuestros conciudadanos y exigir responsabilidades a los que ejercen dicha violencia. Espero que esta condena ofrezca algo de consuelo a la familia de García y agradezco a la policía de Providence por su colaboración en este y otros casos.”

El estado probó sin lugar a dudas que en la mañana del de septiembre de , aproximadamente a las : de la mañana, un individuo encapuchado, vestido con una sudadera de capucha negra y letras blancas, entró al restaurante y disparó seis veces a García, acabando con su vida.

“Los actos de violencia absurda y tragedias como esta tienen un impacto profundo en nuestras comunidades. Es imperativo que sigamos retirando a estos individuos de nuestras calles para evitar más incidentes,” comentó el coronel de la policía de Providence, Oscar L. Pérez Junior.

Rivera fue encontrado culpable por el jurado el de marzo de .

Se encuentra retenido en el ACI y recibirá su sentencia en una fecha futura.

García fue asesinado esa mañana de septiembre. Según reportes policiales, estaba desayunando con un amigo cuando un hombre enmascarado ingresó y le disparó en varios ocasiones.

La policía siguió los movimientos del sospechoso mediante videos de seguridad en la zona, lo que llevó a la detención de Rivera semanas después en el aeropuerto Logan de Boston mientras intentaba huir hacia República Dominicana.

Un segundo individuo implicado, Julio Castro, de años, fue detenido el mismo día en Providence.

Aparte de asesinato, los cargos contra Rivera incluyen conspiración para asesinar, asalto con arma mortal, disparo de arma de fuego en delito de violencia con resultado de muerte, posesión ilegal de pistol y posesión de arma de fuego por parte de persona prohibida.

“La violencia con armas de fuego es tan común que podríamos llegar a ser insensibles ante las constantes historias de muerte y heridas causadas por estas,” declaró Neronha. “Cada víctima tenía una vida, una razón para existir, y debemos continuar luchando por leyes de control de armas sensatas que protejan a nuestras comunidades. Deseo que la familia de la víctima encuentre algo de paz con este veredicto,” afirmó.

“Quitar las armas de fuego de nuestras calles y de manos de criminales violentos es una prioridad para nuestro departamento,” añadió el coronel Pérez.

“Ninguna sentencia puede compensar el dolor y sufrimiento que ha tenido que soportar la familia de la víctima, pero espero que este veredicto les brinde algo de paz,” finalizó el oficial.

Rivera y Castro fueron también investigados por el asesinato de otro dominicano, Josué Calderón en Pensilvania.

Según la policía, los acusados conocían a García, quien vivía en Providence, y habían planificado su asesinato.

Además, se alega que Castro y Rivera fueron los responsables de la muerte de Calderón, cuyo cuerpo fue desechado en un área boscosa de la autopista Blue Ridge Parkway en Carolina del Norte, siendo descubierto por un conductor en octubre de este año.

García y su amigo, quien no ha sido identificado, eran los únicos presentes en el negocio a esa hora.

Al llegar, los oficiales encontraron a García gravemente herido por los disparos.

Este establecimiento es uno de los restaurantes dominicanos más populares en Providence y su fachada muestra con orgullo los colores y el escudo de la bandera de la República Dominicana.

Se mencionó que García era un cliente habitual del restaurante.

creditos de las imagenes de este post: Elpregonerord.com

¡Comenta!
Entrada Anterior

Lanzan campaña de recolección de fondos para trasladar a República Dominicana los restos de dominicano asesinado en El Bronx

Siguiente Entrada

Solicitan al presidente Abinader tomar medidas para avanzar en la restitución de los derechos de la mujer en República Dominicana

Ultimas noticias de Diáspora