salama

Salama: El Corazón Colonial de Guatemala

La Antigua Guatemala, conocida cariñosamente como “Salama” por los guatemaltecos, es una joya arquitectónica e histórica que ha cautivado a viajeros de todo el mundo con su encanto colonial. Ubicada en el valle de Panchoy, a tan solo 45 kilómetros de la ciudad capital, esta ciudad es un testimonio vivo de la riqueza cultural y el legado español en Guatemala.

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979, la Antigua Guatemala es un verdadero museo al aire libre, donde cada calle empedrada, cada fachada de iglesia y cada ruina cuenta una historia que se remonta a siglos atrás. Esta ciudad fue fundada en 1543 por los españoles, convirtiéndose en la capital del Reino de Guatemala durante la época colonial.

Al caminar por las calles de la Antigua, uno se siente transportado a otra época, rodeado por edificios de arquitectura colonial española que han resistido el paso del tiempo. Las fachadas de las iglesias, como la impresionante Catedral de San José, la Iglesia de La Merced y la Iglesia de Santo Domingo, son verdaderas obras maestras del arte barroco, adornadas con detalles intrincados y hermosas cúpulas.

Créditos: GuateValley

Atracciones de Salama

Salama también es conocida por su creencia religiosa. Sus plazas, como la Plaza Mayor y la Plaza de la Constitución, son puntos de encuentro vibrantes donde los lugareños y los visitantes se reúnen para disfrutar de la animada vida social de la ciudad. Aquí se pueden encontrar vendedores ambulantes ofreciendo todo tipo de artesanías y delicias gastronómicas locales, desde textiles coloridos hasta dulces típicos como los famosos duraznos en almíbar.

Una de las atracciones más emblemáticas de Salama es el Arco de Santa Catalina, un impresionante arco de ladrillo que data del siglo XVII y que une el convento de Santa Catalina con una antigua escuela para niñas. Este arco ha sido testigo silencioso de la historia de la ciudad y es uno de los lugares más fotografiados por los visitantes.

Salama no solo es conocida por su belleza arquitectónica. También es un destino gastronómico de primer nivel, donde los amantes de la comida pueden disfrutar de una deliciosa fusión de sabores indígenas y españoles. Los restaurantes locales ofrecen una variedad de platillos típicos, como el pepián, el kak’ik y los tamales, preparados con ingredientes frescos y técnicas culinarias tradicionales.

Créditos: Bitrannica

Salama es un destino de aventura

Además de su riqueza cultural y gastronómica, la Antigua Guatemala también es un destino de aventura para los amantes de la naturaleza. Cerca de la ciudad se encuentran varios volcanes activos, como el Volcán de Agua, el Volcán de Fuego y el Volcán de Acatenango, que ofrecen oportunidades emocionantes para realizar caminatas y escaladas.

Uno de los eventos más esperados en Salama es la Semana Santa, una celebración religiosa que atrae a miles de visitantes de todo el mundo. Durante esta semana, las calles de la ciudad se transforman en un escenario mágico, con elaboradas procesiones, alfombras de flores y representaciones teatrales que recrean la Pasión de Cristo.

Pero la Antigua no es solo un destino turístico. También es un lugar donde se preservan las tradiciones y el arte guatemalteco. En los talleres artesanales de la ciudad, los artesanos locales trabajan incansablemente para mantener vivas las técnicas ancestrales de tejido, cerámica, joyería y talla de madera. Estos talleres son verdaderos tesoros culturales donde los visitantes pueden apreciar el talento y la dedicación de los artesanos guatemaltecos.

A pesar de su encanto colonial, la Antigua Guatemala no es una ciudad congelada en el tiempo. Es un lugar vibrante y dinámico, donde la tradición se fusiona armoniosamente con la modernidad. Aquí se pueden encontrar galerías de arte contemporáneo, boutiques de diseño y cafeterías de vanguardia que conviven en perfecta armonía con las ruinas históricas y las iglesias antiguas.

Salama es también un lugar de aprendizaje y educación. La ciudad alberga varias instituciones educativas, como la Universidad del Valle de Guatemala y la Escuela de Español Ixchel, donde estudiantes de todo el mundo vienen a sumergirse en la cultura guatemalteca y a aprender el idioma español.

Patrimonio cultural y arquitectónico en Salama

Además de su impresionante patrimonio cultural y arquitectónico, la Antigua Guatemala también es un destino ideal para los amantes de las compras y las artesanías. Los mercados locales, como el Mercado de Artesanías y el Mercado de Chichicastenango, son verdaderos tesoros donde se pueden encontrar una gran variedad de productos hechos a mano, desde textiles coloridos hasta joyería de jade y cerámica pintada a mano.

Estos mercados son mucho más que simples lugares de compras, son auténticos centros de intercambio cultural donde los visitantes pueden sumergirse en la vida cotidiana de los guatemaltecos y apreciar la riqueza de sus tradiciones. Aquí se pueden escuchar los sonidos de los tejedores trabajando en sus telares, oler los aromas de las especias y disfrutar de la calidez y hospitalidad de los vendedores locales.

Créditos: Plaza Pública

Celebraciones especiales en Salama

Salama no es solo un destino turístico, también es un lugar donde se celebra la vida y la alegría. Las fiestas y celebraciones son una parte fundamental de la cultura guatemalteca, y la Antigua es el escenario perfecto para disfrutar de estas vibrantes manifestaciones culturales.

Una de las celebraciones más emblemáticas es la Fiesta de la Virgen de la Asunción, que se lleva a cabo cada 15 de agosto. Durante esta fiesta, las calles de la Antigua se llenan de colorido y música, con desfiles, bailes tradicionales y ferias gastronómicas donde se pueden degustar los platillos más exquisitos de la cocina guatemalteca.

Otra celebración notable es el Día de los Muertos, una tradición que combina elementos indígenas y españoles. Durante esta festividad, los cementerios de la Antigua se llenan de flores, velas y ofrendas en honor a los seres queridos que han fallecido. Es una ocasión para rendir homenaje a la memoria de los antepasados y celebrar la vida de una manera única y emotiva.

Pero la Antigua Guatemala no solo es un destino turístico y cultural, también es un lugar donde se fomenta el desarrollo sostenible y la preservación del medio ambiente. Muchos hoteles, restaurantes y negocios locales han adoptado prácticas ecológicas, como el uso de energía renovable, la reducción de residuos y la promoción del turismo responsible.

Además, la ciudad cuenta con varios proyectos de conservación ambiental que buscan proteger los recursos naturales y la biodiversidad de la región. Uno de estos proyectos es el Parque Nacional Volcán de Agua, un área natural protegida que alberga una gran variedad de flora y fauna, así como impresionantes paisajes volcánicos.

 

¡Comenta!
Entrada Anterior

Juan Pablo Duarte: El Padre de la Patria Dominicana

Siguiente Entrada

Desde la ONU, el canciller Roberto Álvarez dará seguimiento a la situación en Haití

Ultimas noticias de Wikiinfo