El Rap que despertó al gigante: Lismar y Bizarrap

El Rap que despertó al gigante: Lismar y Bizarrap

En un rincón virtual de Instagram, donde los versos se entrelazan como hilos infinitos, Bizarrap descubrió a Lismar. La joven de República Dominicana, con su voz afilada y su estilo inconfundible, lo atrapó al instante. Sin pensarlo dos veces, marcó su número y comenzaron a crear magia.

Créditos de la imagen: Freepik.es

Así nació la sesión número 60, una colaboración que sacudió los cimientos de la música urbana.

La llamada que cambió todo

“Vi cómo rapeaba en Instagram”, confesó Bizarrap en una entrevista exclusiva. “Era un freestyle en un reel, y su energía me atrapó.

Créditos de la imagen: Freepik.es

La llamé y nos sumergimos en un torbellino creativo”. Dos canciones surgieron de esa conexión fugaz, y el mundo estaba a punto de escucharlas.

El barrio que forjó una estrella

Lismar, criada en el barrio de Los Mina en Santo Domingo, lleva en su piel las cicatrices de la lucha. Los “cimarrones” como se les llama a los habitantes afroamericanos de esa zona, son testigos de su resiliencia.

Créditos de la imagen: YouTube FILMVIDEOS

En cada verso, ella se enfrenta a sus demonios y se alza como una guerrera. “Como Lominera a mis problemas los enfrentó”, proclama, desafiando todo.

La moda que tiene nombre: Lismar

Con apenas 18 años, Lismar ha conquistado el mundo. Desde las batallas de freestyle hasta los escenarios internacionales, su voz resuena como un himno de empoderamiento.

Lismar
Créditos de la imagen: divas.com.ar

En el estribillo, cambia su atuendo y se convierte en la moda misma. “Es mi trabajo, es mi esfuerzo”, declara, mientras la base rítmica vibra bajo sus pies.

El Videojuego de la Vida Real

El metraje de la sesión nos lleva a un universo pixelado. Lismar se transforma en un personaje de videojuego retro, saltando obstáculos y desafiando las reglas. La frase parpadea: “Ver el siguiente video, ¿sí o no?”. Es como si el público estuviera jugando con su destino.

Créditos de la imagen: LLAAAARR.

Lismar no es la primera artista dominicana en colaborar con Bizarrap. Chucky73 abrió el camino en la Sesión #43. Ahora, imaginemos un enfrentamiento épico entre ambos. Dos estilos, dos culturas, una batalla que podría romper Internet.

¡Comenta!
Entrada Anterior

Trágico incidente: Niño de 9 años fallece tras clavarse una varilla mientras jugaba

Siguiente Entrada

Rompiendo en Spotify: Tokischa, es la reina #1 del ritmo urbano que arrasa como un huracán

Ultimas noticias de Farandula