Prohíben importación de vehículos usados en RD

El Gobierno ha promulgado un decreto conocido como el 420-23, lo que ha generado preocupación entre los importadores y consumidores de vehículos en la República Dominicana. Este decreto impone restricciones severas a la importación de vehículos usados, especialmente aquellos clasificados como ‘Rebuilt’. Aunque estos vehículos fueron considerados pérdida total en los Estados Unidos por razones menores, han sido reparados y están en condiciones aptas para circular nuevamente en ese país.

vehículos usados
Créditos de la imagen: Freepik.es

Una limitación para muchos sectores por la prohibición de vehículos usados

Eduardo Sánchez Tolentino, conocido como “El Piro” y presentador de Somos Pueblo TV, ha destacado cómo este decreto podría alterar significativamente el mercado automotriz del país. Al limitar la importación de estos vehículos asequibles, afecta no solo a quienes están directamente involucrados en su importación y venta, sino también a una gran parte de la población que depende de ellos para su movilidad diaria.

Créditos de la imagen: Freepik.es

En su programa, Tolentino conversó con Félix Pujols y Aramis Mella, director y presidente respectivamente de la Asociación de Importadores de Vehículos Usados (ASOCIVU). Mella expresó su preocupación, señalando que el decreto podría estar en conflicto con acuerdos internacionales como el GATT de 1994, comprometiendo a la República Dominicana a nivel internacional. Por su parte, Pujols criticó la medida por favorecer a los importadores de vehículos nuevos y por poner en desventaja a los de vehículos usados, quienes son una parte esencial de la economía automotriz nacional.

¿Cuál ha sido la reacción?

ASOCIVU ha respondido con acciones legales, buscando anular el decreto mediante medidas cautelares y recursos contenciosos administrativos. Argumentan que este no solo infringe leyes locales sino también compromisos internacionales, y están a la espera de que los tribunales respondan a su llamado por justicia.

Créditos de la imagen: Freepik.es

Piden evaluación del decreto

El impacto de este decreto va más allá del sector automotriz, tocando las fibras de la economía doméstica y la accesibilidad al transporte en un país donde muchas personas dependen de vehículos asequibles para su día a día. La medida ha generado un amplio debate sobre la equidad, la legalidad y las prioridades del gobierno, resaltando la urgencia de reconsiderar o ajustar la legislación para proteger los intereses de los ciudadanos dominicanos.

¡Comenta!
Entrada Anterior

Récord de Recaudación Tributaria en Abril: RD$94,760.7 millones

Siguiente Entrada

La Economía Dominicana: De Vanguardia a Retaguardia

Ultimas noticias de Nacionales