inundaciones

Devastadora Situación de Inundaciones en Río Grande do Sul

/

Las inundaciones que han azotado el estado brasileño de Río Grande do Sul han dejado un saldo devastador de 76 muertos y más de 100 personas desaparecidas. Según las autoridades locales, más de la mitad del territorio estatal se encuentra afectado, lo que ha generado un colapso en la cadena de suministros y la destrucción de infraestructura vital, como puentes y el aeropuerto de Porto Alegre.

Créditos: De Último Minuto

Lula se Compromete a Brindar Ayuda sin Restricciones

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, ha visitado la región afectada y ha prometido que no habrá “impedimentos” burocráticos para enviar toda la ayuda necesaria. En sus declaraciones, Lula destacó como prioridades la movilización del sistema de salud pública para mitigar el sufrimiento de la población, la recuperación de las carreteras dañadas y el regreso de los niños a las escuelas.

Preocupación por las Restricciones Fiscales

A pesar de las promesas presidenciales, el gobernador de Río Grande do Sul, Eduardo Leite, ha expresado su preocupación por las restricciones fiscales del gobierno federal, las cuales limitan la capacidad de respuesta de la región. Leite ha solicitado “medidas excepcionales” para hacer frente a esta crisis sin precedentes.

Créditos: Unicanal

Llamado a la Acción y la Preparación

Lula ha instado a la ministra de Medio Ambiente, Marina Silva, a presentar un plan de prevención ante desastres climáticos, argumentando que es necesario “prepararse con anticipación” en lugar de “correr detrás de la desgracia”. Además, ha pedido a Dios que deje de llover, reconociendo la gravedad de la situación.

Compromiso Legislativo

El presidente ha comparecido acompañado de los presidentes del Senado y la Cámara de Diputados, Rodrigo Pacheco y Arthur Lira, quienes se han comprometido a agilizar los proyectos de ley que envíe el gobierno para atender esta crisis.

Un Escenario de “Posguerra” en las inundaciones

El gobernador Leite ha descrito la situación como un “escenario de guerra” que requerirá un “escenario de posguerra”. Además de los desaparecidos y fallecidos, hay decenas de miles de desplazados, con más de 88.000 personas que han tenido que abandonar sus hogares y refugiarse con familiares y amigos, mientras que otros 16.609 se encuentran en refugios públicos.

A medida que la situación continúa desarrollándose, es crucial que las autoridades brinden una respuesta ágil y efectiva para mitigar el sufrimiento de la población afectada y comenzar el proceso de reconstrucción en esta zona devastada por las inundaciones.

Créditos: Swissinfo
¡Comenta!
Entrada Anterior

Panamá inicia el tenso conteo de votos tras cierres de centros electorales

Siguiente Entrada

Récord de Recaudación Tributaria en Abril: RD$94,760.7 millones

Ultimas noticias de Internacionales