Mujer atacada con aceite caliente clama por justicia: El caso de Robelkis Torres

Robelkis Torres, una joven madre de 27 años con tres hijos, sigue luchando por justicia tras ser víctima de un brutal ataque. Hace más de seis meses, su expareja, Melquiades Mejía Guerrero, de 48 años, le arrojó aceite caliente, causándole quemaduras graves en gran parte de su cuerpo. La angustia y la desesperación la acompañan mientras busca respuestas y espera que las autoridades capturen al agresor prófugo.

justicia
Créditos de la imagen: LLAAAARR.

El ataque inesperado

Robelkis Torres, en su lugar de trabajo, nunca imaginó que su vida cambiaría de manera tan drástica. Su expareja, celoso y resentido, la atacó sin piedad. El motivo fue porque ella ya no quería estar con él íntimamente. El aceite hirviendo cayó sobre su piel, dejando secuelas físicas y emocionales imborrables.

El hombre prófugo

Desde el 30 de diciembre, Melquiades Mejía Guerrero se encuentra prófugo. La justicia no ha logrado atraparlo, y Robelkis sigue viviendo con el temor de que él regrese para terminar lo que empezó. La impunidad y la falta de respuestas la sumen en una pesadilla interminable.

Créditos de la imagen: Freepik.es

El grito de auxilio

“Cuando yo me iba, él me agarró por el pelo, me tiró al piso y sentí que el aceite me cayó encima”, expresó Robelkis. Su voz es un grito de auxilio, una súplica por la justicia. Las cicatrices en su piel son visibles, pero las heridas internas son aún más profundas.

Justicia: El impacto en la familia

Belkis Altagracia Torres Martínez, madre de Robelkis, también sufre las consecuencias pues el ataque ha afectado no solo a su hija, sino también a toda la familia. Las facturas médicas, el trauma y la incertidumbre económica pesan sobre ellos. La madre teme por la vida de su hija y también exige justicia.

Créditos de la imagen: Freepik.es

La espera angustiosa

A pesar de la gravedad del crimen, los días pasan sin respuestas contundentes. Robelkis sigue esperando que las autoridades de República Dominicana capturen a su verdugo. Su lucha es la de muchas mujeres que claman por justicia en un sistema que a veces parece indiferente.

¡Comenta!
Entrada Anterior

Trágico desenlace en las fiestas patronales: Un tipo asesina a sobrino con una estocada

Siguiente Entrada

Macabro misterio de intriga: Encuentran cuerpo desmembrado en Santiago

Ultimas noticias de Nacionales